Hechos de Sir William Blackstone


Comentarios sobre las leyes de Inglaterra

Comentarios (1765-1769), que surgió de las conferencias universitarias de Blackstone, es un texto elemental muy legible. Aunque su esquema de organización está tomado de un trabajo anterior de Sir Matthew Hale, Analysis of Law, representa una desviación radical del pensamiento legal contemporáneo, que tendía a tratar la ley como un catálogo de escritos y estatutos no relacionados. En Comentarios, Blackstone mezcló las tradiciones intelectuales de la ley común con las de la filosofía política inglesa de los siglos XVII y XVIII.

Comentarios realizó un servicio a la sociedad y debe ser considerado más como un manual para el lego que como un tratado legal.

En su tratamiento de la ley, Blackstone argumentó una división entre la ley natural y la ley positiva (municipal) insistiendo en la existencia de una ley natural y manteniendo que la ley positiva que no está de acuerdo con los principios de la ley natural no es ley en absoluto. Pero sostuvo que hay pocos principios de este tipo y que la mayor parte del derecho positivo se refiere a asuntos en los que el derecho natural guarda silencio. Los derechos y los agravios son objetos de derecho; los derechos son de las personas o de las cosas, mientras que los agravios son públicos o privados. Evidentemente, consideraba la ley de la gravitación, la ley de Inglaterra y la ley de la naturaleza como ejemplos del mismo principio, es decir, la imposición de normas por un poder superior a sus súbditos.

La falta de una terminología precisa y el uso de una fraseología poco precisa en Blackstone resulta en contradicciones. Cuando tomó prestada la definición escolástica del derecho positivo, “una ordenanza de derecho o justicia que ordena lo que es correcto y prohíbe lo que es incorrecto”, deliberadamente tachó “derecho o justicia”. Por lo tanto, no está claro si quería decir que todo lo que la ley ordena es correcto o que sólo las leyes que ordenan lo que es moralmente correcto son realmente leyes. También reafirmó la ecuación tradicional de la ley natural con el derecho común. Así pues, no se enfrentó directamente al problema de si los hombres sólo tienen los derechos que la ley les otorga o si la ley es simplemente el reconocimiento por parte del Estado de los derechos naturales inherentes a cada individuo. Según Blackstone, los ingleses sólo gozaban de los derechos que proclamaba el derecho común, pero de hecho los ingleses habían creado el derecho común para proclamar sus derechos.

Areas de influencia

Blackstone estaba activo en el movimiento de reforma de las prisiones, trabajaba contra la tendencia a ampliar la lista de delitos capitales, y era crítico con las malas leyes. En algunas áreas técnicas, como las leyes de contratos, su pensamiento estaba por delante del de la mayoría de sus contemporáneos.

Concebía su tarea como una reforma educativa más que como la construcción de un sistema filosófico. En el siglo XVIII, las posadas de la Corte prácticamente habían dejado de jugar su papel tradicional en la educación legal, y el aprendizaje había reemplazado en gran medida la formación académica. Blackstone dio las primeras conferencias universitarias regulares sobre el derecho inglés y trató no sólo de proporcionar una instrucción formal a los futuros abogados, sino de presentar los elementos básicos del derecho común como parte integral de la educación académica de los caballeros ingleses.

En los Estados Unidos, el ejemplo de Blackstone contribuyó significativamente al desarrollo de las escuelas de derecho, y durante los períodos revolucionario y postrevolucionario el Comentarios fue el texto de ley más leído en América. Después de 1850 los abogados de los Estados Unidos ya no trataron de copiar a Blackstone, ya que la ley viva estaba siendo moldeada por las instituciones locales. A mediados del siglo XX pocos estadounidenses habían leído Blackstone, incluso como un clásico, pero sigue siendo un símbolo para los abogados estadounidenses.

Lecturas adicionales sobre Sir William Blackstone

Sir William Blackstone (1938), y Lewis C. Warden, The Life of Blackstone (1938). Los principales tratamientos críticos son A. V. Dicey, Conferencias sobre la relación entre la ley y la opinión pública en Inglaterra durante el siglo XIX (1905; 2d ed. 1914); Daniel J. Boorstin, La misteriosa ciencia de la ley: An Essay on Blackstone’s Commentaries (1941); y “Blackstone on the British Constitution”, en Ernest Barker, Essays on Government (1945; 2d ed. 1951). Véase también Theodore F. T. Plucknett, A Concise History of the Common Law (1929; 5ª ed. 1956).


GOSTOU? PARTILHE COM OS SEUS AMIGOS!